Mañana 1 de Mayo

“Desde el principio del mundo todos los hombres me han perseguido como a un lobo, los reyes y los sabios, los poetas como los legisladores, todas las Iglesias y todas las filosofías. Pero nadie ha logrado cazarme. Los cielos se desplomarán antes que yo me vea reducido a los últimos aullidos. A todos los he hecho correr más de la cuenta. Y lo voy a seguir haciendo.”

El hombre que fue Jueves. G. K. Chesterton

Galletas de la alegria

La cocina puede ser ademas de alimenticia sanadora, tanto para el cuerpo como para el espíritu.

A veces tomarse un tiempo y hornear algo rico, poner toda tu atención en ello, disfrutar de la espera y de como el aroma dulce se extiende poco a poco por la casa pueden ayudar a recuperar la calma.
Estas galletas están hechas con una receta muy muy antigua, exactamente del sXII extraida de “Causae et curae” uno de los libros de Santa Hildegarde de Bingen, actual patrona de la naturopatía.

Las especias que se utilizan en esta receta clavo, canela y nuez moscada son tres de los pilares de la cocina medieval tanto por su sabor como por sus propiedades medicinales.
Las galletas de la receta original se hacen con harina de espelta pero a veces hay que adaptarse a los ingredientes que se tienen en casa. Con harina de reposteria normal salen genial.
Si queréis conseguir un perfume intenso es mejor utilizar las especias enteras y molerlas cuando se vayan a utilizar, con la nuez moscada es facil con el rallador que viene en los tarros basta.
En el caso del clavo es un poco mas dificil pero con un molino de los de pimienta o un pequeño grinder a pilas de los que venden en las growshops es pan comido.

Según Hildegarde de Bingen estas galletas “dispersan la amargura que hay en tu corazon, lo tranquilizan y lo abren. Pero también abren los cinco sentidos, te ponen alegre, purifican los organos sensoriales, reducen los humores nocivos y dan a tu sangre una buena composicion. Hacen que seas sobusta y feliz y eficaz en tu trabajo”

Hildegarde es uno de mis personajes favoritos por muchas causas
– porque su reputacion es suficientemente turbia para que la Iglesia no la canonice (si, por mucho que la llamen santa no esta oficialmente reconocido)

porque compartimos dolencia (en parte sus visiones estan consideradas hoy en dia como migrañas con aura)

– porque nunca concibió que la teoria se pudiera separar de la practica y aunque los remedios en ocasiones se le ocurrian en el transcurso de sus visiones misticas,
curaba a cada peregrino que venia a su monasterio

– porque era fuerte, independiente y un poco rebelde cuando creia que la causa era justa.

-porque era un alma curiosa con gran talento que se desarrolló en el campo de la literatura, la musica y la medicina.

Para  completar la tarde entre tanda y tanda de galletas he visto online la película que se hizo en 2009 sobre su vida.
Os dejo el link por si os apetece algun dia La Vision

Un dia para olvidar

En ocasiones lo ves venir como una nube negra y enorme que te sobrevuela hasta que te cae encima y en otras no. En otras navegas tranquilamente ocupada en mantener lo cotidiano en orden y así sin mas un rayo te atraviesa.

Hoy navegaba entre mis resoluciones de pantalla y mis accesibilidades, cuando he recibido una llamada telefonica de la oficina de un cliente.
En solo un segundo he pasado de la placidez a la tormenta.
Me he visto envuelta en un monologo a base de gritos que crecían y crecían como una ola gigante, he intentado mantener la calma, explicarle la situación.
El problema que me estaba contando, no podía resolverlo, el servicio que fallaba no lo tenían contratado con nosotros y yo no podía hacer nada por el salvo que me diera las claves de acceso a ese servicio.
Pero su frustración y su ira eran mayores que su capacidad de escuchar.
Primero le he pedido con una tensa amabilidad que por favor utilizara otro tono para dirigirse a mi, un poco después se me ha acabado la paciencia y le he dicho que o dejaba de hablarme de aquella manera o le colgaba el teléfono.
Nunca me ha gritado nadie tanto ni de esta manera.

He aguantado el tirón, y me las he arreglado para terminar la no-conversación sin tener que colgar.
Creí que podría ir un poco mas allá y agotar pocos minutos que me quedaban hasta marcharme a casa pero cuando mi jefe me ha preguntado que había ocurrido he roto a llorar tan convulsamente que hasta se ha asustado.
Si hay algo que odie mas que llorar es hacerlo en público.

Mi jefe ha intentado calmarme como podía, se ha hecho cargo de todo y si alguien tiene que acercarse a la empresa estos días enviará a otra persona.
Ni siquiera he podido comer.
Esta tarde me ha enviado un mensaje de texto. Una de las dueñas de la empresa ha llamado para disculparse y agradecer la manera en la que los atiendo.
Sus disculpas no eran necesarias, las de él aunque las pidiera, no las aceptaría.

Aire fresco


Es lo que necesito, un poco de aire fresco, aunque sea un soplidito. Cosas nuevas que experimentar, cosas que aprender, encontrar gente nueva, abrir horizontes.
Tampoco estaría mal una buena juerga, con mucho mucho meneo y mas baile. Esto de estar en un stand-by casi permanente me tiene como una leona enjaulada, rabiosa y dando vueltas sobre mi misma.
El tiempo pasa y las cosas no se mueven, se estancan, se fosilizan y hay días que me levanto con ganas de coger una maza y acabar con todo a golpes.

Adiós a las armas

En esta vida hay que saber cuando rendirse y creo que ha llegado el momento de hacerlo.
En este ultimo mes, semana arriba, semana abajo me he ido dando cuenta de que este juego no lo puedo ganar. Abandono, me rindo, dejo las armas.

Nunca conseguí lo que quería
siempre conseguí lo que no quería.
Lo que quiero
no lo conseguiré.

Por lo tanto, para conseguirlo
no debo quererlo
puesto que sólo consigo lo que no quiero.

lo que quiero, no lo puedo conseguir
lo que consigo, no lo quiero

No puedo conseguirlo
porque lo quiero
lo he conseguido
porque no lo quiero.

Quiero lo que no puedo conseguir
porque
lo que no puedo conseguir es lo que quiero

No quiero lo que puedo conseguir
porque
lo que puedo conseguir es lo que no quiero

Nunca consigo lo que quiero
Nunca quiero lo que consigo

Nudos. La trama de los sentimientos R.D. Laing

De vuelta

Las vacaciones  y la pereza han sido las causantes de que no me haya paseado por aquí. Por lo menos he traído conmigo algunos frutos. He dudado mucho durante días si compartirlos o no, ha habido mucha lucha interna y al final ha ganado el sí.

Así que sin mas preámbulos os presento en lo que he estado gastando mi tiempo de vacaciones  (lo poco que se ha salvado de la quema que ha sido peor que la de la inquisición)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.