Poesia para la supervivencia XI

Walking Around Pablo Neruda
Sucede que me canso de ser hombre. 
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines 
marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro 
navegando en un agua de origen y ceniza.
El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos. 
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana, 
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines, 
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.
Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre.
Sin embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío.
No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas, 
vacilante, extendido, tiritando de sueño, 
hacia abajo, en las tripas mojadas de la tierra, 
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.
No quiero para mí tantas desgracias. 
No quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos, 
aterido, muriéndome de pena.
Por eso el día lunes arde como el petróleo 
cuando me ve llegar con mi cara de cárcel, 
y aúlla en su transcurso como una rueda herida, 
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.
Y me empuja a ciertos rincones, a ciertas casas húmedas, 
a hospitales donde los huesos salen por la ventana, 
a ciertas zapaterías con olor a vinagre, 
a calles espantosas como grietas.
Hay pájaros de color de azufre y horribles intestinos
colgando de las puertas de las casas que odio,
hay dentaduras olvidadas en una cafetera,
hay espejos
que debieran haber llorado de vergüenza y espanto,
hay paraguas en todas partes, y venenos, y ombligos.
Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran lentas lágrimas sucias.

A la fuente del deseo

No se vosotros, pero yo lo cantaba de pequeña.  A la fuente del deseo dice mi madre que vaya para ver si me sale novio, el mas bonito de España….
La fuente del deseo
A la fuente del deseo dice mi mare’ que vaya
a ver si me sale novia la mas bonita de España
En la fuente del deseo solo beben las palomas
a ver si me sale novia la más bonita de Roma.
Como cada noche
en la plazuela de aquel viejo pueblo
tiro una moneda al agua
cierro los ojos y le pido un deseo
que juntos de la mano
vieramos el atardecer
que las damas de noche
perfumaran mi querer
mientras la luna se durmiera
con el rumor de agua
unos niños que a la rueda rueda
en un corro  cantaran
me sentiría como rey del universo
yo cambio el mayor lucero
por un simple y corto beso.
Mi mare me lo ha notao
mis ojos dice que llevan
el brillo de enamorao
te veo y no te veo
mi suerte he tirao al desprecio
y a la fuente del deseo
Te veo , no te veo
mi suerte he tirao al desprecio
y a la fuente del deseo.
y la digo…
Siento por momentos tu cariño y al pensar
que desde niño me prendaste el corazón
y cerré los ojos y pedí que me quisieras
y que el tiempo se parara cuando naciera el amor
y me siento y miro al agua
y parece que fue ayer
cuando la vieja fuente me hizo tener tu querer
mientras la luna se durmiera
con el rumor del agua
unos niños que a la rueda rueda
en un corro cantaran
me sentiría como rey del universo
yo cambio el mayor lucero
por un simple y corto beso
Mi mare me lo ha notao
mis ojos dicen que lleva
y el brillo de enamorao
Mi mare me lo ha notao…
A la fuente del deseo dice mi mare que vaya
a ver si me sale novia la más bonita de España
en la fuente del deseo solo beben las palomas
a ver si me sale novia la más bonita de Roma
A la fuente del deseo dice mi mare que vaya
a ver si me sale novia la más bonita de España
en la fuente del deseo solo beben las palomas
a ver si me sale novia la más bonita de Roma.

Diario de sueños

Estoy en una especie de clinica, mi compañero me ha convencido para ir, nos van ha hacer un tratamiento porque vamos a viajar al futuro y para ello necesitan asegurarse de que nuestro cuerpo puede resistirlo.
Hay unos pequeños bancos forrados de cuero blanco, todo es blanco en realidad, suelo, puertas, paredes, todo. Sobre cada banco hay una bata doblada y un sobre con una especie de gelatina granulada azul.
Salgo hasta la puerta de cristal, mi caballo esta ahi, mirando desde la distancia, le llamo y se acerca a mi dócilmente acercando su cuello calido al mio, parece como si nos dieramos un abrazo de despedida.
Le digo: -venga vete y le veo alejarse despacio.
Vuelvo a la clinica y me pongo la bata.
Ahora noto como me van despertando, estoy tumbada, otra vez es todo blanco, me pesa el cuerpo, ya hemos llegado, hay gente alrededor.
Viene una chica a recogerme, me va a llevar a su casa ella tambien ha viajado desde mi misma epoca solo que mucho antes.
En la calle todo es gris, oscuro, casi no hay gente en la calle, parece una zona que hubiera sido bombardeada, hay edificios en ruinas y suciedad. Nos encontramos con otra chica, es amiga de la que me ha recogido, sabe quien soy yo y me pregunta
-Que, como lo llevas?
-supongo que bien – la contesto .
Y entonces recuerdo la imagen de mi caballito alazan. Me detengo y le llamo y le llamo, pero no viene y me doy cuenta de que hace ya años, decadas que ese caballo debió morir, que no volveré a ver a mis amigos, ni a mis padres ni a nadie de mi anterior vida.
Y un pensamiento comienza a sonar por mi cabeza, la verdadera intencion de todo esto era alejarme de mi caballito y de ti.
Una de las chicas (no se cual) me dice:
– Tu no querias venir aqui?
– no, a mi me engañaron – le contesto un poco molesta.
Entonces la chica que me ha recogido le pregunta a la otra
– Si tu supieses lo que sabes ahora, repetirias?
– No, yo no vendria. – responde.
– Yo no queria estar aqui, no se puede volver?- las digo.
– No creemos que eso sea posible.
y aqui acaba mi sueño.

Los riesgos de la profesion

Hoy casi me quedo sin pestañas. No es broma. He tenido que desplazarme a un cliente, para asegurarme de que estaban todos los puestos en condiciones y corriendo la centralita que les instalamos.

Es un lugar en el que el mantenimiento de los equipos es desastroso, plagados de virus y troyanos, hardware que falla intermitentemente pero que nadie se molesta en retirar.. el infierno.
Hoy había algunas cosas que cambiar, entre ellas un teclado.El acceso a la parte trasera de los equipos es un poco difícil y hay que acercarse mucho para ver las conexiones, justo estaba así en el momento en el que la fuente de alimentación ha decidido dar su ultimo suspiro.
Ha dado un chispazo enorme y he saltado hacia atrás soltando todo lo que tenia.
Ha sido un buen susto para completar la mañana. 

Diario de sueños

Soñé que me despertaba y que el sol entraba a raudales por la ventana, era tarde, había dormido mucho, yo misma me sorprendía de como había pasado tanto tiempo durmiendo sin darme cuenta de la hora que era si tenia que irme a trabajar

No conozco la ciudad donde estoy, tiene edificios antiguos y las calles empedradas, parece un casco histórico pero no me recuerda a ningún lugar donde haya estado antes.
Espero al autobús, realmente un microbus que me lleva al trabajo y creo que llevo un libro en la mano porque una mujer de pelo corto me habla de ese libro, tiene ganas de conversación y yo hablo con ella cortesmente pero con poco interés.
Subimos en el mismo autobús y se sienta a mi lado, miro por la ventanilla, atravesamos una plaza donde hay una iglesia de estilo barroco con una fachada muy trabajada, me saca de mis pensamientos la voz de mi acompañante que me dice
– Me gustaría conocer a tus hijos
La contesto:
-Yo no tengo hijos y no los voy a tener nunca
Y ella me responde:
-Querría conocerlos igual, deben de ser muy interesantes.
De pronto estoy en la playa, una muy larga pero que no tiene arena, la marea esta muy alta y el agua llega hasta el mismo muro del paseo maritimo. Hay una gran fiesta, mucha gente, musica, barcos.
Hace calor, miro el agua y tengo unos deseos enormes de quitarme los zapatos y meter los pies en el agua. Bajo por unas escaleras, a una especie de medias bóvedas construidas en el muro que hacen que te puedas acercar mas al agua.
Algunos chicos se lanzan desde allí un poco mas a mi izquierda, se están divirtiendo mucho. Todo el mundo parece estar feliz y pasándolo bien yo quiero participar de la fiesta.
Cuando voy a entrar en el agua aparece uno de mis clientes en la vida real y me dice
-No, tu no puedes, tienes trabajo que hacer.
Miro el agua y me doy cuenta de que esta llena de peces enormes que nadan debajo de mis pies y vuelvo a subir las escaleras.
Se ha levantado viento y amenaza tormenta.

Necesito volver a creer

A veces pierdo la fe en que las cosas imposibles puedan suceder

6 cosas imposibles antes del desayuno
1. Hay una poción que te puede hacer encoger.
2. Hay un pastel que te puede hacer crecer.
3. Los animales pueden hablar.
4. Los gatos pueden desaparecer.
5. Hay un lugar llamado País de las Maravillas.
6. Yo puedo vencer al Galimatazo.

Altazor o El viaje en paracaidas

Altazor o El viaje en paracaidas.  Vicente Huidobro

Nacida en todos los sitios donde pongo los ojos
Con la cabeza levantada
Y todo el cabello al viento
Eres más hermosa que el relincho de un potro en
 (la montaña
Que la sirena de un barco que deja escapar toda
su alma
Que un faro en la neblina buscando a quien
salvar
Eres más hermosa que la golondrina atravesada
por el viento
Eres el ruido del mar en verano
Eres el ruido de una calle populosa llena de
admiración
Mi gloria está en tus ojos
Vestida del lujo de tus ojos y de su brillo interno
Estoy sentado en el rincón más sensible de tu
mirada
Bajo el silencio estático de inmóviles pestañas
Viene saliendo un augurio del fondo de tus ojos
Y un viento de océano ondula tus pupilas
Nada se compara a esa leyenda de semillas que
deja tu presencia
A esa voz que busca un astro muerto que volver a
la vida
Tu voz hace un imperio en el espacio
Y esa mano que se levanta en ti como si fuera a
colgar soles en el aire
Y ese mirar que escribe mundos en el infinito
Y esa cabeza que se dobla para escuchar un murmullo
en la eternidad
Y ese pie que es la fiesta de los caminos
encadenados
Y esos párpados donde vienen a vararse las centellas
del éter
Y ese beso que hincha la proa de tus labios
Y esa sonrisa como un estandarte al frente de tu
vida
Y ese secreto que dirige las mareas de tu pecho
Dormido a la sombra de tus senos
Si tú murieras
Las estrellas a pesar de su lámpara encendida
Perderían el camino
¿Qué sería del universo?