Para la Sumi

que anda triste por la casa, se esconde debajo de la cama y ya no quiere jugar.

No estés triste (saldremos a la lluvia) Manolo Garcia

Prueba a ser una nube, a flotar, alcotán sobre praderas.
Prueba a surcar ríos, a luchar por ellos,
A sentirte arcilla y caña de ribera.
Laurel en gota que espejea
Y errar cometa vegetal sin hilos
Prueba a surcar ríos aunque el agua solo llegue a tus rodillas
O te cubra y esté fría.

Verás que hay más
Que la corona de espinas bajo la que te resguardas,
Verás que hay más,
Verás que el mundo gira más.

Por eso no estés triste, amor.
Por eso no estés triste
Por eso no estés triste amor,
Que no estés triste.

Antes que la tristeza sea de suela de zapato
Humildad y camino
O letra de abecedario,
Ser látigo y restallar a la modorra los sentimientos,
Ladera para que resbalen las penas.

Por eso no estés triste, amor.
Por eso no estés triste
Por eso no estés triste amor,
Que no estés triste.

Prueba a ser arlequín,
Regalar inasible tu entereza.
Prueba a surcar ríos, a luchar por ellos,
Sentir que reverdeces, que creces en la entrega.
Tropel, caudal de mieles turbias,
Barquito liberado a la corriente.
Prueba a surcar ríos aunque sean ramblas de cantos
Si consigues alejarte de ti misma.

Verás que hay más
Que son rosarios de lamentos bajo los que te marchitas,
Verás que hay más
Verás que el mundo gira más.

Por eso no estés triste, amor.
Por eso no estés triste
Por eso no estés triste amor,
Que no estés triste.

Cambios, cambios, cambios

De un momento a otro gira el viento y tenemos que adaptarnos a una nueva situación, la verdad es que si mi vida fuese un programa de televisión este año, seria un culebrón venezolano.

Es que, qué no nos  ha pasado? Mejor me cayo que todavía nos queda un mes por delante y ya empiezo a pensar que todo es posible.

La de los 38

Debe ser eso, o una alineación planetaria desfavorable o alguna secuela del cambio climático.

El caso es que llevo todo un año en crisis, no en la económica, sino en una personal y no sé si no irme acostumbrando a seguir caminando por el bordecico porque el aire de cambio se huele pero no llega.

Algo bueno saldrá de todo esto, ya lo decía Einstein

“Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia. Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo. En vez de esto, trabajemos duro. Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

Y yo soy una luchadora.

Vale, ella esta mucho mas buena

De la mujer al hombre

Porque me apetece decirlo y porque Gioconda Belli me gusta

De la mujer al hombre Gioconda Belli

Dios te hizo hombre para mí.
Te admiro desde lo más profundo
de mi subconsciente
con una admiración extraña y desbordada
que tiene un dobladillo de ternura.
Tus problemas, tus cosas
me intrigan, me interesan
y te observo
mientras discurres y discutes
hablando del mundo
y dándole una nueva geografía de palabras
Mi mente esta covada para recibirte,
para pensar tus ideas
y darte a pensar las mías;
te siento, mi compañero, hermoso
juntos somos completos
y nos miramos con orgullo
conociendo nuestras diferencias
sabiéndonos mujer y hombre
y apreciando la disimilitud
de nuestros cuerpos.

Mi corazón no es más grande que el mundo

 

Mi corazón no es más grande que el mundo. Carlos Drummond de Andrade

No, mi corazón no es más grande que el mundo.
Es mucho más pequeño.
En él no caben ni mis dolores.
Por eso me gusta tanto contarme a mí mismo
por eso me desvisto, por eso me grito,
por eso frecuento los diarios,
me expongo crudamente en las librerías:
necesito de todos.
Sí, mi corazón es muy pequeño.
Sólo ahora veo que en él caben los hombres.
Los hombres están aquí afuera, están en la calle.
La calle es enorme. Más grande, mucho más grande
de lo que yo esperaba.
Mas en la calle tampoco caben todos los hombres.
La calle es más pequeña que el mundo.
El mundo es grande.
Tú sabes como es grande el mundo.
Conoces los navíos que llevan petróleo y libros, carne y algodón.
Viste los diferentes colores de los hombres,
los diferentes dolores de los hombres,
sabes cómo es difícil sufrir todo eso, amontonar todo eso
en un solo pecho de hombre… sin que estalle.
Cierra los ojos y olvida.
Escucha el agua en los vidrios tan calmada. No anuncia nada.
Sin embargo, se escurre en las manos,
¡tan calmada! va inundando todo…
¿Renacerán las ciudades sumergidas?
¿Los hombres sumergidos -volverán?
Mi corazón no sabe.
Estúpido, ridículo y frágil es mi corazón.
Sólo ahora descubro cómo es triste ignorar ciertas cosas.
(En la soledad de individuo
desaprendí el lenguaje
con que los hombres se comunican).
Otrora escuché a los ángeles, las sonatas, los poemas,
las confesiones patéticas.
Nunca escuché voz de gente. En verdad soy muy pobre.
Otrora viajé por países imaginarios, fáciles de habitar,
islas sin problemas, no obstante exhaustivas
y convocando al suicidio.
Mis amigos se fueron a las islas.
Las islas pierden al hombre.
Sin embargo algunos se salvaron y trajeron la noticia
de que el mundo, el gran mundo está creciendo todos los días,
entre el fuego y el amor.
Entonces, mi corazón también puede crecer.
Entre el amor y el fuego,
entre la vida y el fuego,
mi corazón crece diez metros y explota.
-¡Oh vida futura! nosotros te crearemos

Ay mama!

Parece mentira pero lo que pueden cambiar las cosas en unos pocos días…. hace nada estaba nadando en un pocillo de agua sucia y hoy con un subidón del que me ha costado bajar a un estado razonable un par de horas y unos cuantos bailes por el estudio. Y no, aunque lo parezca no tengo ningún trastorno mental (por lo menos diagnosticado)

Lo que ha pasado es que esta mañana me han convocado para una entrevista esta misma tarde. En un primer momento me he muerto de miedo, tenia frío, temblaba de los nervios, tenia esa cara de pavo atragantao que pongo cuando me acelero, en fin un horror.

Después no ha sido mucho mejor, ha pasado más de un año de mi última entrevista y en estas cosas se pierde costumbre y desparpajo rápidamente. Dudaba de poder hacerlo bien, o por lo menos no muy mal, ya me veía teniendo uno de mis cuartos de hora Mr Bean en medio de la entrevista.

Apenas he comido, no se ni como he conseguido acertar a maquillarme un poco, lo justo, y a vestirme curiosilla, nada de disfraces, soy como soy no me pongo un traje porque no me gustan.

Ha sido una entrevista larga. Primero un cuestionario de 25 preguntas sobre mis trabajos anteriores, mi forma de trabajar, virtudes, defectos, puntos destacables en la formación, ámbitos que me gustan, que busco en una empresa, en un jefe….

Después la propia entrevista con el jefazo y el de programación. Si, así, los dos a la vez, por si uno no era suficiente…

He sido sincera, he contestado con naturalidad, al principio con la voz temblona y un nudo en la garganta del tamaño de Gibraltar pero poco a poco he ido ganando aplomo y he terminado  como una reina.

Dos orejas, rabo, vuelta al ruedo y saliendo a hombros por la puerta grande.

No se si finalmente les interesaré , hay muchos candidatos y sólo dos puestos pero ahora se que lo puedo hacer bien, muy bien.