Diario de sueños

Con tanta fiesta, tantos buenos deseos y demás zarandajas, había dejado un poquito a un lado el diario de sueños, pero ya que tuve anteayer uno de los buenos no puedo dejarlo pasar mas.

Había ido de excursión con mis compañeros, ya estaba montada en el autobús de vuelta pero algo me hace bajar, como voy a volver en un momento , dejo el bolso en el asiento.

No se que es lo que he ido a hacer y quiero volver a subir al autobús pero ya no lo encuentro, subo a todos uno tras otro y ninguno es el mio. Para cuando me oriento y lo encuentro el autobús se ha marchado sin mi y caigo en la cuenta de que el bolso se ha ido con él y que dentro tengo las llaves del coche que por cierto esta aquí mismo aparcado.

Así que me veo sin dinero, ni documentación, ni autobús que me lleve, y tengo un coche pero no las llaves para poder volver a casa. Estoy sola y no puedo volver.

Empiezo a entrar a todos los autobuses y a preguntar donde se dirigen para encontrar alguno que vaya hacia la zona donde vivo, y si tienen algún sitio libre. Finalmente encuentro uno lleno de adolescentes, parece una excursión de instituto que vuelven a barakaldo. Me voy con ellos.

Lo siguiente que recuerdo es que estoy en un pueblo, me llaman al móvil y hay un hombre mayor al otro lado que me pregunta donde ensaya la coral de Ortuella. Yo se donde ensayan pero en ese momento no soy capaz de recordarlo y mientras sigo hablando por teléfono, me doy cuenta de pronto que de hecho en ese mismo momento estoy en Ortuella y así se lo digo.

Me contesta: – Yo también estoy en Ortuella pero donde exactamente estas tu?

Y le digo:- Pues no tengo ni idea.- Y frente a mi veo una especie de plazoleta de adoquinado con una iglesia y junto a ella una torre redonda. -Creo que en la iglesia… anda! si en la torre es donde ensaya el coro! en el centro social! y me meto en una torre y empiezo a subir las escaleras de caracol hacia arriba.

Sigo al teléfono, la persona del otro lado me dice, No te preocupes que ya he dado con ellos.

Cierro el móvil y miro por una ventana, puedo ver la torre, y yo estoy al otro lado de la plaza, a donde demonios estaba subiendo?

 

Anuncios

Él desea las telas del cielo

 

Él desea las telas del cielo

Si tuviese yo las telas bordadas del cielo,
Recamadas con luz dorada y plateada,
Las telas azules y las tenues y las oscuras
De la noche y la luz y la media luz,
Extendería las telas bajo tus pies:
Pero, siendo pobre, sólo tengo mis sueños;
He extendido mis sueños bajo tus pies;
Pisa suavemente, pues pisas mis sueños.

W.B Yeats

 

Merecido descanso

Finalmente, hoy empiezo una semana de vacaciones, me vienen de miedo porque estoy cansada y de mal humor. Ni siquiera me hago a la idea de que mañana es Nochebuena, para mi todavia falta por lo menos un mes y solo queda un dia….. no me lo explico.

Igual hasta me animo y mañana bajo el arbol a ver si creando un poquito de ambiente termino entrando de lleno en la Navidad aunque sea en el tiempo de descuento.

17 de Diciembre

Ayer fue mi santo, que no se alarme nadie, no lo celebro y casi nadie sabe cuando es, básicamente, porque no aparece en los calendarios que tenemos en nuestras casas.

Recibí de manos de un desconocido, como único regalo una cereza. En pleno diciembre, con frío y con lluvia, comí la cereza mas grande jugosa y dulce que haya probada en años.

A veces hay pequeñas sorpresas entre lo cotidiano, unas son agradables y otras no tanto.

Esta noche he visitado en sueños a una persona, alguien con quien no tengo contacto y preferiría no tener que volver a ver nunca porque que me recuerda algo que yo nunca podre tener.

En mi sueño grabábamos un programa de televisión como esos en los que la gente enseña sus casas, yo manejaba la cámara.

A través del objetivo, veía sus fotos alineadas en el salón en marcos inmaculados, sus muebles, sus cosas. Exploraba cada rincón de aquel lugar mientras ellos posaban sonrientes, felices, guapos, distendidos.

Y cuanta mas felicidad había en ese lado mas y mas sufrimiento se producía en el mio hasta sentir un gran dolor en el pecho, un dolor físico intenso, como si lo estuvieran  vaciando a punta de cuchillo.

Guitar heroine

Ahora tengo los dedos doloridos, las yemas hinchadas de tocar cada nota, hacía mucho que no tocaba, casi no recordaba como se hacia pero ha sido empezar y un impulso irrefrenable me ha llevado a seguir y seguir, pese al agarrotamiento de la muñeca, el dolor de los dedos o el acorchamiento progresivo de las yemas.

He empezado despacio, con algunas canciones facilonas de Aerosmith despues me he decidido a pasar a otras cosas como Rem, Guns & Roses, No doubt o Jimmy hendrix para terminar en apoteosico final  de Hot For Teacher de Van Halen, todo un gustazo sobrevivir a este tema.