Diario de sueños

Hace unos dias tuve un sueño, una version de otro de hace mucho, mucho tiempo.

Soñé que te llamaba por teléfono, cogía mi móvil buscaba en la agenda y esperaba el tono pero no sonaba.
Volví a mirar la pantalla y vi que estaba intentando llamarte con un sandwich de pavo, blandito y blanco pero lo que me extrañaba realmente era que no entendia como que debía hacer.
Como si hubiera olvidado el funcionamiento basico del teléfono, y me repetía
– no es tan dificil, a ver, primero botón derecho, después nombres, después buscar y por ultimo llamar
y apretaba y apretaba el pan esperando encontrar tu numero para hablarte y el pan no daba tono porque era pan y no un teléfono.
En algún momento aquello funciona, vuelve a ser un teléfono y suena la llamada pero al descolgar tu voz es fría y dura.
– Para que me llamas? No ves que estoy trabajando! tengo muchas cosas que hacer, no puedo perder el tiempo.
La llamada se corta, no se quien de los dos ha colgado.
El sandwich cae de mi mano.

Anuncios