Diario de sueños

Estaba pasando el fin de semana en Villacibio, en una de las habitaciones grandes, se parecía a la suite roja pero aun mas grande. Lo curioso es que no tenia compañera, estaba totalmente sola.

Había mas gente, mas compañeras en otras habitaciones pero no compartiendo la mía  Era por la mañana, relativamente pronto, y empieza a entrar gente en la habitación a curiosear como si fuera un museo, solo que todo esta revuelto, desordenado, hay ropa sobre la cama, las cosas sin recoger, me da mucha vergüenza e intento arreglarlo sobre la marcha.

Cada vez hay mas gente que viene y  merodea alguien me enseña una fuente de croquetas y me dice, las has hecho tu?
Contesto. Si, me levante pronto y las hice.
Esto me hace estar mas incomoda todavía. Como si hubiera hecho algo que no debía.

Después apareces por la puerta, ya no se donde meterme, con la fuente en la mano, la habitación llena de gente tocándolo todo, desordenandolo todo mas de lo que estaba en un principio, llevándose mis cosas.

Solo siento vergüenza, una vergüenza infinita.

Anuncios

Etapas y proyectos

Soy una persona que necesita retos. Los necesito como una plantita necesita el sol y el agua para crecer. La rutina me mata, me deja sin ganas y sin fuerzas.

Parece ser que ha llegado por fin el momento de arrancar motores de verdad. Vuelvo a tener ganas de cocinar, la casa esta al día, y tengo varios proyectos en marcha.

Uno ha comenzado hace casi 15 días, no se si llegará a buen puerto pero he empezado con muchas ganas, ilusión y muy muy divertida.
He vuelto a ser preescolar, cuento patitos y veleros, uno los puntos y relleno hojas y hojas de ‘borobilas’ solo que lo hago….en chino.
Si, estoy intentando aprender chino, no pretendo leer a sartre, solo tener las nociones mas básicas, y para ello tengo unos preciosos libros para niños con traducción al ingles y transcripción en pinyin.
Voy despacio, incluso diría muyyyyy despacio, porque lo estoy haciendo sola y eso es un handicap muy grande. Pero hay que verle el lado bueno, tampoco esta mal de vez en cuando trabajar en algo sin tener prisa en llegar a una meta.

El otro proyecto es otro blog. Hace un tiempo que puse una segunda hoja (esa que pone Taichi) en este blog a la espera de abrirlo, ha estado parado sin llegar a empezar del todo desde Agosto, un poco por precaución, que carajo! por precaución no, por miedo, puro y duro.
Quería hablar de mi experiencia en mi arte marcial, el tai chi pero cuanto mas lo pensaba mas miedo me entraba porque no me sentía con autoridad suficiente como para hablar ni siquiera desde un punto de vista personal.
A veces pensar solo es un estorbo.
Hoy he publicado la primera entrada de verdad, y me ha gustado hacerlo aunque haya tenido la sensación de tirarme a una piscina en la que solo hay un vasito minúsculo de agua.

Después de todo…. estos grandes saltos son los que hacen divertida la vida, verdad?

Diario de sueños


Estoy en un centro comercial busco desesperadamente a un encargado, encuentro a una chica de personal, la conozco, la he visto en otras ocasiones y le digo:
– Perdona, siento molestarte pero es que he perdido mi bolso, uy si eres la misma de ayer, te acuerdas que perdí el monedero? bueno pues hoy he perdido el bolso.
En ese momento pasan dos mujeres a nuestro lado y digo, mi bolso! es ese, lo lleva esa mujer y se lo quito pero al abrirlo esta vacío y me quedo sin saber que hacer
La pobre chica me mira con cara de alucinada asi que la digo, bueno ese no era, pero es igual, azul con las asas marrones así alargado.
-Tiene que ir a objetos perdidos- me contesta.
Cojo un ascensor y me acerco a la oficina de objetos perdidos. De camino me encuentro un perrito, es un mestizo pequeño y viejo,con el manto negro y fuego.
Parece no tener dueño, se alegra mucho de verme, y a mi me hace mucha gracia que me haga tantas fiestas y carantoñas solo con un par de caricias.
Estoy tan contenta con él que le digo a mi compañero.
– Me dejas llevarlo a casa? venga, miralo que cariñoso!
No parece haber problema y ya en casa comienzo a prepararle todo lo necesario para que este contento una camita y un lugar para comer mientras jugamos contentos los dos.

Diario de sueños

Hoy he tenido muchos sueños solo contaré uno, el ultimo, en el que me he despertado.
Estaba visitando en un pueblo pequeño a un hombre hermano de una amiga que vive en otro país. Quieren enseñarme la comunidad en la que trabajan y conviven, es un extraño lugar construido en una especie de sistema de grutas conectadas entre si.
En ella cada uno enseña, aprende y desarrolla su disciplina, la pintura, la música, la escultura, es un entorno acogedor, lleno de plantas exuberantes, envuelto en una luz difusa cuya fuente no soy capaz de localizar.
Camino de taller en taller dejándome llevar por cada tarea, hablamos, nos reímos, trabajamos, el tiempo parece no pasar allí dentro.
Pero alguien viene a por mi, a buscarme, y salgo a la calle. Ha venido mi hermana y una compañera, tu conduces el coche.
Mi hermana sale del coche y viene a mi encuentro y yo camino hacia ella.
Me doy cuenta de que solo llevo puesta la chaqueta de mi pijama a cuadros rosas y grises, nada mas, ni siquiera ropa interior y que la calle esta llena de gente que me mira extrañada y me señala.
No lo entiendo, puede ser un poco extraño ver a alguien en pijama pero estoy segura de que la chaqueta es suficientemente larga para que no se pueda ver que no llevo bragas.
Me acerco al coche, te veo allí sentado y de pronto siento una vergüenza enorme, vergüenza de que me veas así vestida o mejor así desnuda.
Entro en el coche me miras y me dices, – Tienes fiebre, ponte el termometro.

Habría preferido otro tipo de bienvenida……..