La vida es breve

La vida es breve, pero algunos instantes son eternos. Indudablemente tengo un ramalazo católico, vivo en una comuna de católicos ortodoxos. Pero mi corazón canta como una vedette de los años sesenta. Unas veces, cuando era más sensata, mami, me llamabas egoísta; otras, cuando era
más original, loca. Así era castigada en mi lucha por la libertad. Gracias a ti, mami, ahora me da menos vergüenza desnudarme que confesarle a alguien que le amo.

María Antonia Ortega

Anuncios

Diario de sueños

Hoy, que he tenido cerquita un bebé os cuento un sueño que tuve el viernes pasado.

Estaba en un pueblo, uno muy cuidado, con calles empedradas y casas bonitas con fachadas de piedra, era de noche y los faroles estaban encendidos.

No sé muy bien que trajin nos traiamos porque estabamos subiendo y bajando por la calle apresuradas. Habia algunas de mis compañeras conmigo.

Entré a un bar con mesas grandes de madera y ahí estaba mi hermana con un bebé en brazos y me decía toma, llévaselo.

Yo lo cogí en brazos y me lo llevé hasta una casa con un balcón de flores, allí estaba una de mis compañeras, le tendí el bebé para que lo cogiese y le dije:

–  Toma, es tuyo.

La vida en rosa

La he oido y no me he podido resistir .

La vie en rose

Des yeux qui font baiser les miens,

Un rire qui se perd sur sa bouche,

Voila le portrait sans retouche

De l’homme auquel j’appartiens

Quand il me prend dans ses bras

Il me parle tout bas,

Je vois la vie en rose.

 

Il me dit des mots d’amour,

Des mots de tous les jours,

Et ca me fait quelque chose.

Il est entre dans mon coeur

Une part de bonheur

Dont je connais la cause.

C’est lui pour moi. Moi pour lui

Dans la vie,

Il me l’a dit, l’a jure pour la vie.

Et des que je l’apercois

Alors je sens en moi

Mon coeur qui bat

Des nuits d’amour a ne plus en finir

Un grand bonheur qui prend sa place

Des enuis des chagrins, des phases

Heureux, heureux a en mourir.

 

Quand il me prend dans ses bras

Il me parle tout bas,

Je vois la vie en rose.

 

Il me dit des mots d’amour,

Des mots de tous les jours,

Et ca me fait quelque chose.

 

Il est entre dans mon coeur

Une part de bonheur

Dont je connais la cause.

 

C’est toi pour moi. Moi pour toi

Dans la vie,

Il me l’a dit, l’a jure pour la vie.

 

Et des que je l’apercois

Alors je sens en moi

Mon coeur qui bat

Volver al centro

 

Tras todo lo sucedido el pasado fin de semana, el pequeño huracán que ha traido y que ha hecho que nos tambalearamos de alguna manera, comparto un texto de Jorge Benito ( Create&Share )

La conciencia de la abeja

Las abejas trabajan con sumo afán sin importarles que al final de la jornada la miel les sea sustraída de los panales. Ellas simplemente continúan haciendo lo que deben hacer con la máxima dedicación de la que son capaces.

Sigue adelante, entrega siempre tus dones. Está claro que habrá gente que tratará de quitarte lo que le ofreces al mundo sin otorgarle el valor que merece, pero eso no debe detenerte. Las actitudes abusivas e invasivas de los demás no son tu responsabilidad. Tú no eres el apicultor, sino la abeja.

Entrégale al mundo tu miel.